Noticias Portada 

Tras 14 años de luchas y anhelos, 38 familias de Egaña lograron concretaron el sueño de casa a través de Mevir, “hoy es real, es posible”

Como informara @gesor en notas anteriores, se llevó a cabo la inauguración de 38 unidades habitacionales por parte de Mevir en un nuevo plan, en este caso el Mevir 3, de las cuales 30 son soluciones nucleadas edificadas en terreno de Mevir y 8 son construcciones en el área urbana.
En cuanto a las familias de los participantes, hay 11 hogares monoparentales y el promedio de edad de los titulares es de 25 años.
El acto se desarrolló en el predio de las viviendas, al aire libre y cumpliendo protocolos sanitarios de toma de temperatura y alcohol en gel a cada uno de los participantes, en coordinación entre MEVIR, la Intendencia y la Junta local.
Egaña tiene una población de 772 habitantes distribuidos en 258 hogares y de estos, MEVIR ha realizado un total de 179 intervenciones.
En la oportunidad se contó con la presencia del Subsecretario del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Tabaré Hackenbruch, el Presidente de Mevir Arq. Juan Pablo Delgado, el Intendente de Soriano Guillermo Besozzi, Diputados Martín Melazzi, en ejercicio Aníbal Méndez, mientras María Fajardo envió mensaje por no poder asistir, ediles de los tres partidos que componen la Junta Departamental, directores y demás autoridades de Mevir, también del MVOT, director de Políticas Habitacionales de la comuna Zoilo Cheveste, entre otras autoridades.
Durante el acto de inauguración y en nombre de las familias participantes hizo uso de la palabra, Nelly Mesa quien comenzó haciendo referencia a todo que urante el proceso han “sentido, tantas ilusiones, tantas esperanzas, tantos sueños, sueños de tantos, de los de planta urbana que ya disfrutan de su casa, de los que hoy culminamos y también de aquellos que no lo lograron por alguna u otra razón, porque esto comenzó hace muchos años, 14 para ser más precisos, con una única meta, tener nuestra casa propia”.
Desde entonces “han pasado muchísimas cosas, mucho esfuerzo, lucha, frustraciones, desilusiones, pero siempre con la esperanza que algún día se haría realidad”.
Llegó el momento, un llamado para aspirantes de Mevir “por fin es real, dijimos, pero al pasar esa etapa de alegría y esperanzas nos dimos cuenta que aun faltaba mucho por recorrer, cuando nos envían la lista de los solicitantes que habían quedado, estábamos todos deseosos de saber si nos encontrábamos en ella, y así era, pero invitablemente teníamos un sabor amargo por aquellos que no estaban en esa lista”.
Llegó el día “donde emprendimos un nuevo camino, un camino que tuvimos y sentimos de diferentes formas y que cada cual supo llevar a su manera, la mayoría con mucho sacrificio pero siempre con mucho compañerismo y respeto, ya Mevir 3 estaba dando sus primeros pasos”.
Recuerda que el cansancio se hizo sentir “pero la motivación de estar avanzando a lo que un día sería nuestro hogar nos permitió continuar con el esfuerzo, tomando real dimensión el concepto de ayuda mutua.
El plan avanzaba y cada uno hacía sus planes ya vislumbrando como sería estar viviendo en la casa nueva, pero nos llegó la pandemia, otra vez la incertidumbre, pero por suerte pudimos retomar el camino, nos echamos la pandemia al hombro, nos pusimos tapabocas y le dimos con todos, “ahora si, no nos para nadie”.
Uno de los momentos más emotivos fue cuando Margarita nos envió una imagen creada por Gastón el arquitecto, de nuestra casa con una bota navideña y nos puso “Navidad en casa”, las lágrimas de alegría surgen, luego el 6 de noviembre, el sorteo, se puede sentir en el aire la emoción de un uevo comienzo, los nervios y la ansiedad nos invadía llegado el momento, todos quedamos felices con la casita que nos tocó, por otro lado, creyendo que la ansiedad bajaría, por lo contrario, aumentó, nos dieron la fecha de inauguración y en el pecho se nos hace un nuedo, los días eternos”.
“Una buena”, dijeron, “nos adelantan 3 días, para nosotros parecían 10, todos nos alegramos tanto.
Hoy 11 de diciembre del 2020, hoy es real, hoy es posible, hoy los sueños se cumplen, con infinidad de vivencias y sentimientos inexplicables, mirando hacia atrás todo lo que tuvimos que transitar para llegar hasta aquí. Sólo resta agradecer, muy especialmente a los hijos y familiares, a todos los trabajadores de Mevir, en especial a los oficiales y a todos los que hicieron que nuestra convivencia y nuestro trabajo fuese llevadero, porque crearon un ambiente de tolerancia y respeto”.
Agradeció a Mevir “por esta oportunidad única y especial, a los colaboradores y todos aquellos que de alguna u otro forma nos brindaron apoyo y contención. ¡Gracias por todo, una y mil veces, gracias!”.

Related posts

error: Upsss no se puede copiar!!