Noticias Portada 

Testimonios sobre el voraz incendio que se está produciendo en la catedral Notre Dame de París

El fuego comenzó en las primeras horas de la tarde de este lunes 15, en la maravillosa catedral de Notre Dame de París. Bomberos trabajan intensamente para controlar definitivamente las llamas.

Se estima que el fuego tuvo que haber surgido a raíz de trabajos de renovación de la edificación, informaron fuentes de los bomberos.
Las llamas se concentraron en la parte superior de la catedral. La Torre Eifel y la Catedral Notre Dame, se encuentran a unos 7 u 8 minutos de distancia, una de otra, y son los dos lugares que ningún turista deja de visitar.
El fuego en Notre-Dame se considera que comenzó a las 16.50 hora local. Y una hora después de su inicio  “se derrumbó la emblemática aguja de la catedral. Lo anunció Emmanuel Grégorie, el adjunto a la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, que lamenta “daños colosales“.
“Ahora se inició una misión particular para intentar salvar todas las obras de arte” y “se dio prioridad a asegurar los alrededores para proteger a los turistas y vecinos de los riesgos de derrumbe“, dijo a un canal de televisión. “No quedará nada de la estructura (del techo), que data del siglo XIX de un lado y del XIII del otro“, lamentó poco antes André Finot, portavoz de la catedral.
Desde la Unesco ya se comunicó que se trabajará “con Francia para  rehabilitar” a Notre Dame.

Testimonios

El medio digital ‘The Guardin’, recogió el testimonio de personas que están cerca del impresionante incendio.

Algunas personas en la multitud estaban llorando, y otras comenzaron a cantar himnos. “No puedo creer lo que estoy viendo“, dijo una mujer mayor, que no quiso dar su nombre. “Si esto se quema, es un pedazo de historia que se va“.

Alexis, de 35 años, dijo que se había apresurado a la escena después de ver las primeras imágenes en la televisión. “Me apresuré a bajar tan pronto como vi lo que estaba sucediendo. Nunca pensé que sería tan deprimente“. En el transcurso de una hora, había observado cómo se levantaban las llamas del techo y se colapsaban partes de él. “Cuando llegué aquí el techo todavía estaba allí. Lentamente lo vi caer “.

Camille, de 20 años y originaria de Normandía, estudiante de historia en la Sorbona, formó parte del cordón policial. “Hay un sentimiento de tristeza total y también de ira. Es nuestra herencia. La gente en la multitud ha estado cantando himnos. Si eres cristiano o no, parte de nuestra historia se está haciendo humo “.

Un restaurador de muebles de 55 años de edad, que no quiso dar su nombre, dijo que había llegado al inicio del incendio y había observado cómo las llamas se movían desde la parte trasera de la catedral hacia los campanarios.

Algunos en la multitud dijeron que se sentían indefensos, viendo las llamas extendiéndose por todo el edificio. La brigada de bomberos utilizó recolectores de cerezas para rociar el edificio con agua desde más allá de los campanarios.

“Nos quedamos en la misma calle y oímos las sirenas”, dijo Fred Phelps, de 72 años y visiblemente angustiado, de Sebastopol, en el condado de Sonoma, California, quien estaba de vacaciones en París con su esposa Diane, de 71 años, y había reservado una visita guiada. de la catedral y la torre para el miércoles 17.

Es una de las cosas que quería ver antes de morir“, dijo Phelps. “Vimos lo que estaba sucediendo y los dos brotamos. Es terrible, simplemente terrible. Y para ver el rostro de los parisinos, y escuchar la emoción en sus voces. No entendemos el francés, pero entendemos esto. Los dos estamos muy emocionados “.

Marie-Anna Ecorchard de Morbihan en Brittant, visitando a sus hijos que trabajan en París con su esposo Louis, dijo que estaba en la Île St. Louis en una terraza de un café cuando vio que las primeras columnas de humo se elevaban en el aire alrededor de las 6.50 pm . “Es terrible”, dijo ella. “Hemos visto gente llorando, lágrimas cayendo por sus caras. Esto es parte del patrimonio de París, no solo de París sino de toda Francia.  Es simplemente terrible ver un edificio tan magnífico en llamas. Lo sientes casi físicamente “.

Cuando la aguja de la catedral se derrumbó poco después de las 7 pm, hubo un “grito colectivo, un grito colectivo” de todos los que estaban observando, dijo Ecorchard. “¿Que puedes decir? Verlo, al otro lado del río, es casi como ver sufrir a una persona … “

Alice Lohr, una abogada de París de 26 años, dijo que estaba “inmensamente triste”. Este es un gran monumento histórico, parte de la belleza de París, parte de la historia de Francia. Es literatura, es Victor Hugo, el teatro musical, el jorobado, es algo tan grande en tu vida.

La catedral se remonta al siglo XII y tuvo un papel en la novela de Victor Hugo de 1831, El jorobado de Notre-Dame.

“Cuando eres parisino y amas a París, esto es como un golpe de cuerpo“, dijo Lohr. “En realidad es bastante difícil describir cómo se siente. Terriblemente, terriblemente triste “.

Notre Dame, que atrae a millones de turistas cada año, se encontraba en medio de renovaciones, con algunas secciones bajo andamios, y las estatuas de bronce fueron retiradas la semana pasada para obras.

Otras noticias!