Noticias 

Preocupa a rurales escalada de sanciones y despidos

Se conmemora este martes un nuevo Día del Trabajador Rural, feriado no laborable pago para quienes se desempeñan en el sector.

El dirigente la UTRASURPA, Germán González, dijo que si bien desde la creación del gremio se han alcanzado un importante número de logros, los trabajadores rurales «siguen siendo trabajadores de segunda».

González puso como ejemplo la reivindicación histórica sobre los jornales mínimos que deben generar para poder tener derecho al seguro de paro.

«Cualquier trabajador de industria y comercio de este país tiene que tener 150 jornales para poder tener el seguro. Nosotros sin embargo, necesitamos 250″, recordó.

El punto será uno de los que esté incluido en la plataforma que el gremio presentará el próximo 18 de mayo, en el marco de una actividad que llevará a cabo en el Espacio Cultural.

González adelantó que para la instancia se cursará invitación a todos los pre candidatos a la Presidencia de la República, a quienes se pretende entregar el documento.

Otro tema que formará parte de la plataforma será el de la vivienda. El dirigente dijo que se propondrán modificaciones a la normativa que regula la actividad de MEVIR.

El sindicalista señaló que, por un lado, el gremio quiere que en futuros complejos habitacionales, haya un cupo mínimo para los trabajadores rurales.

Asimismo, también tiene intención que aquellos que viven en zonas urbanas también puedan acceder a una vivienda de MEVIR en su lugar de residencia.

Para ello, la idea es promover modalidades como la que se utilizó para la construcción del complejo de viviendas de ADEOM ubicado en calles Haedo y Giampietro.

Se trató, aquella, de una experiencia piloto de la que también fueron parte el Ministerio de Vivienda, la Intendencia y el propio gremio municipal.

PERSECUCIÓN. En materia de derechos laborales, González dijo que el último año ha estado pautado por la «gran cantidad» de dirigentes que han sido sancionados o suspendidos.

De todas formas, el sindicalista resaltó que de una veintena de referentes que pasaron por esa situación, unos 16 lograron ser reintegrados a sus puestos de trabajo.

González aseguró que la escalada responde a la intención de las patronales de debilitar la organización sindical.

En ese sentido, dijo que el departamento tiene casos «emblemáticos» como el de la empresa Faises-Simbiosys -responsable de parte de los cultivos de marihuana que se encuentran junto al Penal de Libertad- con la que la UTRASURPA no ha logrado sentarse a dialogar.

Otras noticias!