Noticias 

Para que privado construya sobre la costa Municipio aprobó reducir espacio para la continuación de la rambla

Con el propósito de beneficiar a un propietario de predio sobre la costa para que construya vivienda, el Municipio palmirense, sin argumentación técnica ni asesoramiento previo, por mayoría consideró bajar de 50 a 25 metros la zona non edificandi. Esa resolución va en contra de lo aprobado en el Plan de Ordenamiento Territorial de Nueva Palmira.

Esto deja sin efecto la concreción en un futuro de una amplia rambla costanera, con zona verde de recreación, tal como se ha pensado por décadas, obra que ha sido reclamada por miembros de la comunidad, desde la calle Ibicuy hasta el Arroyo del Sauce, precisamente la mayor extensión costera en la planta urbana de Nueva Palmira.

Si bien la Junta Departamental de Colonia estableció una senda non edificandi de 50 metros, y está vigente, con el fin de elaborar un proyecto y ejecución de una rambla costanera, el pronunciamiento del Municipio en su sesión del martes 13, es una puja clara para que intereses privados se interpongan ante un crecimiento urbanístico con mayor espacio público para la comunidad, en una zona estratégica para la recreación y disfrute de palmirenses y turistas, que es envidiable por su belleza natural a orillas del Río Uruguay.

Desde hace más de dos décadas en Palmira se pide la continuación de la rambla. La Intendencia de Colonia jamás ha invertido en concretar esa obra, que requeriría una inversión en la compra de terrenos sobre la costa y realizar una obra de jerarquía turística y de la ciudad misma. Como dijera una palmirense cuando se hizo la asamblea pública por el Ordenamiento Territorial: “¿Por qué Palmira no se merece una rambla amplia como tienen otras ciudades?”

En el plan de Ordenamiento Territorial de Nueva Palmira figura una senda non edificandi de 50 metros (antes estaba en 100 metros). En aquella asamblea pública realizada en Palmira para votar el ordenamiento de la ciudad (quinquenio pasado),  la intendencia estuvo representada por el Director de Ordenamiento Territorial de ese entonces, Napoleón Gardiol, se pasó por alto la propuesta de palmirenses de un espacio más amplio que 50 metros para la futura rambla, y el pedido de que se hiciera la rambla.

El nuevo proyecto ahora consiste en edificar otra casa al lado de la que se hizo hace unos años (calles D y Gral. Flores, en Brisas) que limitó la elaboración del proyecto inicial de la rambla. y que generó discrepancias. La solicitud para esta segunda casa fue presentada a la Intendencia de Colonia que derivó la consulta al municipio de Nueva Palmira.

El informe de la Dirección de Arquitectura de la Intendencia dice: “entendiendo que la construcción planteada se encuentra dentro de la faja costera non edificandi de 50 metros, artículo 28, plan especial medida cautelar, del plan local de ordenamiento territorial de Nueva Palmira, se solicita que el Municipio de Nueva Palmira se expida al respecto, considerando el tenor de tolerancia planteada por el interesado”.

Fue por ese motivo, que en la sesión del Municipio del pasado martes 13, los tres concejales blancos, Raúl Gaona, Fabio Aguirre y Leda ´Charo´Bentancour, acompañaron la moción del alcalde Agustín Callero, de pasar de 50 a 25 metros la zona non edificandi, para así permitir que se construyera la casa solicitada. No acompañó la moción el concejal Antonio Cosati (FA), por entender que se debería estudiar la situación antes de tomar una postura que condicione la concreción de una futura rambla como se ha proyectado.

Ahora dependerá de la propia Intendencia que se tome una resolución definitiva.

FUENTE: EL ECO

Otras noticias!