Noticias Portada 

Las boletas que no tienen los ediles de la Junta Departamental de Colonia

Durante este año, con sesiones de estricto protocolo de los cuales no participaron los ediles suplentes, el pueblo de Colonia le pagó a sus ediles 17.991.668 lo que a valor dólar del pasado miércoles 27 (44,35) representan unos 405.674 dólares. Sí, casi medio millón de dólares, a los que seguramente se llegará al final del año 2021.

Con la pandemia como excusa, se limitó mucho la actividad de los ediles pero además, la fuerte plancha que le ha puesto el Partido Nacional, hace que la Junta Departamental sea hoy irrelevante, un recinto de discusión política casi nula y donde el Partido Nacional ha silenciado a la oposición. Y a los que no los puede silenciar, los pretende callar como bien figura en el Orden del Día de la última sesión en donde se pretende formar “una comisión especial que entenderá en las diversas conductas disruptivas que se produjeron en sala en la última sesión del 28 de abril de 2021”.

Un nunca visto intento de Torquemadurismo político en pleno Siglo XXI. A los solos efectos de responder a este disparate que aparecía en el último Orden del Día de la última sesión del Cuerpo, habría que preguntarse cuáles son los “ediles de primera” capacitados o señalados para definir la conducta de un par.

Lo cierto es que por tener una Junta Departamental casi paralizada y con movilidad mínima sólo en el costado derecho, los colonienses terminaremos pagando medio millón de dólares a los ediles.

Los por qué

De esto tiene responsabilidad absoluta por acción la bancada nacionalista con sus 17 ediles y por omisión las bancadas opositoras, 12 del Frente Amplio y 2 del Partido Colorado.

Si lo miramos en litros de nafta, cada banca consume 860 litros de nafta por mes, equivalente a 60.552, 60 pesos.
Para ejecutar la política de parálisis de la Junta Departamental que aplica la bancada nacionalista, necesita consumir 14.620 litros de nafta al mes. Cuánto gastaría si se movieran en serio?

Pedile la boleta

Según la reglamentación, a fin de mes cada edil debe entregar una boleta de combustible por 860 litros, para que le restituyan ese dinero. Pese a ser un sueldo encubierto algo prohibido en la propia Constitución de la República, un día los ediles decidieron no presentar más boletas y todo se arregla con una declaración jurada.

Otras noticias!