Noticias Portada 

Las bajantes del Paraná y Paraguay impactan en la economía portuaria palmirense

La bajante del Río Paraná afecta la vida comercial fluvial de Paraguay. La bajante del Río Paraguay perjudica a Bolivia. Y Brasil directamente se ha quedado sin poder sacar al mercado internacional el mineral de hierro. Estos fenómenos de la naturaleza, provocados por la mano del hombre, están afectando la vida comercial de los países citados, y el movimiento portuario de Nueva Palmira, y sobre este último tema EL ECO habló con el gerente de planta de Corporación Navios S.A., ingeniero Wilde Schenck.

Las barcazas que salen de Paraguay vienen “con menos carga y hacen más viajes para poder pasar por los pasos donde la bajante del Río Paraná es más pronunciada”, indicó Schenck. Agregó que los convoyes desprenden las barcazas y las pasan de a poco” y una vez atravesados los pasos bajos, vuelven a prender las barcazas hasta llegar al puerto de Navios, con soja y harina de soja”.

Esta operación para Paraguay genera más costos en el traslado de los granos, además afecta directamente la economía del país que tiene el mayor número de convoyes y barcazas de América.
Bolivia vive una situación similar a raíz del bajo caudal de agua del Paraguay. “Para salir con su producción Bolivia navega por el pacifico o por carretera. Por el Pacífico llega a los puertos de Chile y Perú, como alternativa”, una opción que también le cuesta más al país.

Navios que es una empresa de gran fortaleza y consolidación económica, está padeciendo la disminución de cargas de los citados países.

Y el puerto de minerales de Navios “hace unos tres meses que está sin operar porque Brasil no tiene por dónde sacar esa producción de hierro, indicó el ingeniero. “Por tierra es imposible por el costo del combustible del transporte terrestre, y por barcazas es más ecológico y el costo es menor”.

La inesperada e histórica bajante de ambos ríos ha afectado la vida comercial de los países miembros de la hidrovía.

En cuanto a los buques para poder transitar, cargan una parte en Argentina y completan carga en Nueva Palmira para su salida al océano.
En definitiva el puerto de Navios “está perdiendo carga, y las perspectivas que tenemos de acá a marzo no son muy alentadoras”, dijo Schenck.

¿Por qué pasa?

El cambio climático más la deforestación del Amazonas que es el pulmón del mundo, han provocado menor liberación de vapor de agua para la formación de lluvia sobre el Río Paraná, y gana la sequía, en ese río y en Río Paraguay, ambos nacen en Brasil. La responsabilidad es humana.
Tanto el Paraná con o el Paraguay nacen en Brasil y están afectando no sólo el comercio sino la vida de la gente y la vida acuática. La mortandad de peces es enorme ante la falta de agua.

Esteban Dos Santos, presidente de los empresarios fluviales y marítimos de Paraguay, precisó que su gremio “tiene registradas 3.000 barcazas para transporte de productos secos y líquidos, buques de diferentes calados y embarcaciones diversas con bandera paraguaya. En 2020, por una situación similar a la actual, dejamos de hacer negocios con la navegación por unos 300 millones de dólares”.

“Nuestro país cuenta con la flota más grande de la hidrovía Paraguay-Paraná integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay desarrollando su actividad de navegación desde el puerto Cáceres en Brasil hasta Nueva Palmira en Uruguay”, indicó lamentándose por lo que se está padeciendo a nivel empresarial.

Deja tu comentario...

comentario

Related posts

Leave a Comment

error: Upsss no se puede copiar!!