Estas en
El VAR, ¿Sí o no?: la Copa América Sembró Dudas Sobre su Uso Deportes 

El VAR, ¿Sí o no?: la Copa América Sembró Dudas Sobre su Uso

Que la tecnología utilizada no fue la misma que se usó en Europa; que el nivel del arbitraje es discreto; y que hay mucho para mejorar y corregir son algunas de las explicaciones de los que supieron dirigir partidos decisivos sin ayuda alguna.
El VAR tiene un año de vida. Se utilizó por primera vez en el Mundial de Rusia y allí funcionó bien. También se usó en el Mundial Sub 20 y en el Mundial Femenino de Francia sin grandes inconvenientes. Otra historia fue lo que sucedió en la Copa América. Donde el Video Arbitraje Asistido estuvo en el ojo de la tormenta y dejó muchas dudas en cuanto a su uso.
“Es una innovación muy fuerte, que primero genera rechazo. Se hizo con un objetivo, y en el primer gran torneo, que fue el Mundial de Rusia, los resultados fueron muy positivos a pesar de algún detalle. No así en la Copa América donde el VAR mostró debilidades y dejó muchas dudas”, dijo el exárbitro Ernesto Filippi. 
“Tengo entendido que la tecnología no fue la misma que se usó en Europa, es de inferior calidad. Y el número de cámaras que se utilizó fue menor. Y eso incide en la calidad de las imágenes y en la velocidad, que fue el otro gran tema. En Rusia el promedio de tiempo del uso del VAR fue de 82 segundos y acá fue dos minutos y medio, el doble”, agregó.
“Además, los árbitros que estuvieron en el VAR en la Conmebol no tuvieron la extensa y prolongada preparación que tuvieron en Rusia. Fue un poco a contrarreloj para poder llegar, falta mejora y práctica. La tecnología es una herramienta, luego está el factor humano que es el que tiene que interpretar y tomar decisiones. Si no están entrenados con la rapidez en la toma de decisiones y el protocolo que hay que seguir, es difícil”, explicó el exdirector de la escuela de árbitros.
La última palabra la tiene siempre el árbitro que está dirigiendo en la cancha, sin embargo en algunas oportunidades este cambió una decisión sin haber siquiera ido a ver la pantalla, basándose solamente en lo que le decían del VAR. Filippi explicó la razón.
“Hay situaciones diferentes, cuando son jugadas en las que prima el criterio, el árbitro debe ir a revisarla, como por ejemplo, en una infracción, agresión o mano. En cambio hay otras jugadas que son objetivas, por ejemplo si es adentro o afuera del área no tiene que ir a mirar se lo dicen de arriba. Eso no es de interpretación ni de criterio. Igual que en el fuera de juego, te tiran la línea (después podemos analizar si está bien tirada o no) y te dicen si está adelantado o no. Es cierto que el VAR en la Copa nos dejó muchas dudas. ¿Por qué a veces sí y otras no? Tiene que funcionar casi a la perfección porque si no queda todo sospechado. Además, después empiezan a circular imágenes en las redes que dudo que sean las oficiales”, afirmó Filippi, quien también lamentó que no se hicieran públicas las imágenes por las cuales se tomaron las decisiones, como sí se hizo en el Mundial de Rusia.
En tanto Martín Vázquez, quien estuvo trabajando en la Copa América como observador o inspector del VAR dijo que “el tema es que yo puedo dar opinión de los partidos en que yo estuve como observador. En los cuales las situaciones que se presentaron fueron bien resueltas. Sobre el resto de los partidos no puedo dar opinión”, dijo Vázquez. “Creo que el funcionamiento del VAR en general fue bueno… luego la polémica se arma en base a una sola jugada”, agregó.
Para el exárbitro Julio Matto el problema es el bajo nivel del arbitraje. “El VAR vino para traer más justicia en el fútbol, pero también por la falta de criterio y de capacidad de los árbitros. Llegó para suplir las imperfecciones de los árbitros. Esa falta de capacidad de los árbitros de poder discernir cuando es una falta de amarilla o de roja. Como pasó en el partido de Uruguay con Ecuador que le habían sacado la amarilla al que le hizo la falta a Lodeiro y si era un codazo era roja. Y se lo tuvieron que avisar de arriba”, afirmó el exinternacional. 
“Los árbitros se lo han tomado como un lavado de manos. No sé para que ahora se exigen tantas pruebas físicas para estar cerca de la jugada, si los árbitros se lavan las manos. Lamentablemente, el fútbol no se gana sólo adentro de la cancha. Hoy Brasil domina la Comisión de Arbitraje como en la época de Abilio de Almeida. Hoy lo hace Seleme”, enfatizó Matto quien opina que el VAR no funcionó como en Europa porque los árbitros no están preparados para dirigir bajo presión. 
“Hoy el árbitro se autopresiona por el VAR y no dirige de la manera en que debe hacerlo. Creo que el VAR no anduvo por eso en la Copa América. Además, el nivel del arbitraje es discreto, no tienen criterio ni personalidad. Y como no tienen personalidad se autopresionan y amparan en el VAR. Se lavan las manos porque el que cobra es el de arriba. Cobra el de arriba y no el de abajo”, añadió quien hoy no tiene claro si el VAR es bueno o no.
“Después de la Copa América me quedé en la disyuntiva de si el VAR es positivo o no. Creo que es bueno para los árbitros si es que se sienten protegidos y amparados porque les cubre errores que pueden tener. Pero considero que la tecnología debe ser utilizada para errores muy graves, pero no para avisarle al árbitro que hubo una falta en la mitad de la cancha”, culminó.
Algo similar piensa el exárbitro Fernando Cabrera, quien admitió que le hubiera gustado contar con el VAR en las épocas en que dirigía. “Me hubiera parecido genial tener el VAR, me hubiese encantado porque me hubiese lavado las manos en una cantidad de jugadas. Para el árbitro está bien porque si te habías equivocado actuaba el VAR y se evitaba una injusticia. Se hubieran evitado una cantidad de injusticias que cometimos todos. Me hubiera llevado mucho menos insultos. Ahora las flechas no van para el árbitro, van para el VAR”, reconoció el “Tano”. 
“En jugadas finas los asistentes ya no levantan la bandera y esperan el VAR. Es más, les dicen que no levanten el banderín hasta que termine la jugada, aunque el jugador esté dos metros adelantado”, explicó.
“Hay que corregir una cantidad de cosas. Y creo que Conmebol lo va a corregir, más después de todo lo que pasó en la Copa América. Recuerdo una vez en que habían hecho aquella pelota que tenía un chip y sonaba para saber si había entrado o no en el arco. Lo probaron en un Sudamericano en Perú y cuando se iba al córner también sonaba. Entonces tuvieron que sacarlo para seguir probando”, contó Cabrera quien cree que acá hubo tantas polémicas porque la calidad de las cámaras y de la tecnología no son las mismas. 
“Es una lástima porque hubo muchoserrores en jugadas que te llevan a pensar una cantidad de cosas, porque favoreció varias veces a Brasil”, finalizó. 
La Copa América sembró un manto de dudas sobre una herramienta que fue ideada para traer más justicia al fútbol. ¿Lo logró?

Pronto Cemento

Deja tu comentario...

comentario

Y Además...

error: Upsss no se puede copiar!!