Deportes 

El Argumento Clave de Uruguay para Defender las Cuatro Estrellas

Para Pierre Arrighi, investigador exhaustivo de los procesos deportivos y políticos de la FIFA, el elemento clave para defender los cuatro títulos mundiales uruguayos es el carácter de “torneos abiertos” que tuvieron los certámenes de fútbol de los Juegos Olímpicos de 1924 y 1928, que los convirtió en “mundiales absolutos”.

En esos Juegos, al contrario de lo que muchos piensan, por decisión de la FIFA fue libre la participación de futbolistas profesionales y, de hecho, lo hicieron. Esto diferencia a las competencias de fútbol de los Juegos Olímpicos anteriores, que según la interpretación de historiadores vinculados a la FIFA a través de su Museo, constituyeron torneos mundiales de carácter amateur. Si se acepta ese criterio y se extiende a los Juegos de 1924 y 1928, a juicio de Arrighi serían títulos mundiales “de segunda división”.

Por ese motivo, él sostiene que la resolución de la FIFA en Cristianía (Oslo) de 1914 no es relevante e incluso puede ser contraproducente en la defensa de las cuatro estrellas de la camiseta celeste.

Además, asegura que el reconocimiento de los títulos mundiales uruguayos de 1924 y 1928 reforzaría la posición de la propia FIFA, que gracias a esos torneos pudo afirmar su control sobre el fútbol internacional.

Arrighi, franco-uruguayo, vive en Francia y ha investigado la génesis de los mundiales en los archivos europeos. De esa labor surgieron sus libros 1924, Primera Copa del Mundo de la FIFA y Los Juegos Olímpicos nunca fueron amateurs, entre otros.

FUENTE: DIARIO CRONICAS

Otras noticias!