Deportes 

Dos Sanduceros Recorrieron 750 Kilómetros con el Río Negro Crecido Pero no lo Hacen Más

Por lo menos por ahora, no volveremos a cruzar el río Negro de lado a lado, dijeron Danilo López y Damián Ferraro, los dos sanduceros que en kayac realizaron el trayecto del río desde Rivera hasta Soriano en un récord que les llevó 15 días.

La aventura ocurrió en una época en que el río presentaba verdaderos rápidos en razón de su crecida que los kayaquistas debieron sortear con particular habilidad. Ambos tienen años navegando por ríos y arroyos, pero recorrer el curso de agua más extenso del país, implicó un desafío tentador pero difícil de repetir por lo extenuante.

En diálogo con Pedro Dutour de diario El Telégrafo, relataron episodios de viento, lluvia y la necesidad de sortear las represas de Rincón del Bonete, Baygorria y Palmar, lo que igualmente resultó una significativa experiencia.

Iban a partir 10 y Quedaron Dos

La idea original era compartida por un grupo de 10 kayaquistas, número que quedó reducido a dos cuando las inclemencias del tiempo, la crecida y las dificultades por delante se fueron presentando.

López y Ferraro siguieron adelante con su iniciativa y conduciendo cada uno su propio kayac partieron desde un área de bañados a 30 kilómetros de Vichadero en Rivera. Dos semanas después los navegantes ya se encontraban en Villa Soriano en medio de un fuertísimo viento que les hizo imposible llegar hasta la desembocadura del río Uruguay.

El objetivo original era navegar 50 kilómetros por días a un promedio de 7 kilómetros en la hora, aunque en algunos casos como en la salida del lago de Palmar que tenía una gran correntada por la crecida, los kayacs alcanzaron velocidades superiores a los 12 kilómetros por hora.

En otra ocasión, próximo a la represa de Rincón del Bonete pudieron navegar sólo entre 4 y 5 kilómetros por hora en razón de los fuertes vientos en contra y de costado.

El ritmo diario comenzaba temprano en la mañana con un alto al mediodía para la alimentación y un plan en horas vespertinas que dependía del calor.

En algunas oportunidades en la zona de represas se utilizaron caminos recorridos a pie y en Rincón del Bonete una estructura que está sin uso y que permite colocar la embarcación en rieles.

Con respecto a la alimentación la prioridad eran los alimentos no perecederos cargando lo mínimo imprescindible.

Pero lo más complicado fueron las lluvias torrenciales que se dieron después de dejar Palmar río abajo donde las subidas del río son tan imprevisibles como rápidas.

Ambos aventureros coincidieron en que realizaron la travesía más larga de sus vidas pero, tienen en claro que no volverán a cruzar de lado a lado el río Negro, al menos por algún tiempo.

Se Viene la Travesía del Río Queguay

Con indisimulada expectativa en todo el país, se cuentan los días para la travesía del río Queguay, un acontecimiento reservado para todo público que cada año despierta mayor interés y suma participantes.

El fin de semana que va del 16 al 17 de marzo y con la organización del club Náutico Amandayé Ipeguá se recorrerán 25 kilómetros en la primera etapa acampando en Lorenzo Geyres para, en la jornada siguiente, recorrer 14 kilómetros.

Este año se espera superar la jornada de 2018 en la que participaron más de 200 personas.

Deja tu comentario...

comentario

Related posts

Leave a Comment

error: Upsss no se puede copiar!!