Noticias Portada 

Comunicado de Prensa de La Mesa Departamental de Colonia de Un Solo Uruguay

La Mesa Departamental de Un Solo Uruguay informa sobre la situación y perspectivas de las empresas y productores del departamento:

La actividad y la situación de las empresas están en un momento muy malo como consecuencia de diversos factores que han provocado perjuicios importantes, disminución de la rentabilidad, paralización de proyectos e inversiones, reducción de personal y en muchos casos cierre de las mismas.-
Los problemas que llevaron a esta complicada realidad actual son:
– El aumento sostenido y progresivo de los impuestos nacionales y departamentales y el elevado costo de los servicios públicos: Se han incorporado nuevas cargas fiscales y aumentado las tasas de impuestos como IRPF, Primaria etc.. Se han incrementado notoriamente las tarifas públicas que pasaron a tener un componente impositivo por evolucionar muy por encima de sus costos.-
– Acoso y destrato por parte de sindicatos, autoridades gubernamentales y referentes políticos que califican a los empresarios como “oligarcas, latifundistas, explotadores, etc”. Prédica que se acompaña con medidas que provocan graves perjuicios a las empresas tales como ocupaciones y huelgas injustificadas con pérdidas de producción, deterioro de productos, incumplimiento de exportaciones, pérdida de clientes, etc. La ocupaciones son ilegales, a pesar de lo cual son toleradas por las autoridades y solo mediante trámite judicial pueden resolverse aunque no evitar los perjuicios.-
– Disminución de los negocios en casi todos los rubros que por diferentes motivos se van achicando: En el agro, en la construcción, en el comercio, en el sector turístico. Todas las empresas tuvieron significativos aumentos en sus costos y disminuciones de su producción y ventas, lo que lleva a la pérdida de la rentabilidad, luego pérdida de capital y patrimonio y al final el desenlace del concordato o la quiebra que ya ha sucedido y seguirá sucediendo con mayor intensidad.-
– Aumento del gasto público y del déficit fiscal: Nuestro país gasta más de lo que gana y la política instalada es aumentar más ese gasto a pesar de la contundente realidad de estancamiento y perspectivas de recesión. Eso producirá el aumento del déficit que pronto provocará un “Ajuste Fiscal” que seguramente será por la vía de incrementar los impuestos a ciudadanos y empresas.-
– Incoherencia de las autoridades: Por un lado se hacen declaraciones de que Uruguay no corre riesgos, se alienta el optimismo sobre el futuro, se promueven inversiones y el empleo. Por otra parte, desde la misma administración se sospecha de empresas y agrupaciones empresariales como brazos políticos de la oposición para desprestigiar al gobierno. Sindicalistas y políticos reclaman mayores impuestos a las empresas (IRAE, Patrimonio, Aportes Patronales al BPS) para atender mayores gastos. Se boicotean empresas mediante huelgas y ocupaciones.-
– Clima de negocios totalmente negativo: Resumiendo: Elevados impuestos, tarifas muy caras, gasto público descontrolado y en aumento, disminución de negocios, desbordes y acoso sindical, permanente aumento de costos a empresas, negación de los problemas que afectan a los empresarios. El conjunto muestra que las empresas privadas están sometidas a una política que lo único que considera es la recaudación. Por lo demás, las empresas como entidades de producción, generación de empleo genuino y riquezas no son consideradas para promoverlas, paliar sus problemas o evitar su desaparición.-
– Preocupa también la estrategia de “lucha de clases” proclamada por sectores sindicales y políticos que promueven la división de la sociedad y consideran a los empresarios como enemigos a vencer. Esa visión lleva a la utilización del daño moral y económico a las empresas como herramienta de reclamo, provocándoles pérdidas que no les permiten crecer y desarrollarse. No se percibe que el mejor destino de las empresas será también lo mejor para los trabajadores.-
– Con este panorama será difícil que se vuelva a invertir. Aumentan las posibilidades de que valiosos empresarios y capitales sigan emigrando como ya lo han hecho a Paraguay u otros destinos más amigables. Y que trabajadores uruguayos también emigren para procurar su supervivencia.-
– Por los motivos antes indicados estamos muy preocupados, especialmente porque autoridades y amplios sectores no perciben la fragilidad del momento, o no les importa y porque el futuro que se viene será trágico si no se toman medidas correctivas cuanto
antes.

Deja tu comentario...

comentario

Related posts

Leave a Comment

error: Upsss no se puede copiar!!