Noticias Portada 

Canadá: 18 años de cárcel a hombre que compró niña africana para abusarla

La explotó sexualmente desde los 8 a los 11 años y “no mostró ningún remordimiento por sus crímenes”.

Un ex consejero de una escuela secundaria en Montreal fue condenado este miércoles a una pena sin precedentes de 18 años por haber explotado sexualmente a una niña desde los 8 a los 11 años.

A principios de este año, el canadiense Sylvain Villemaire, de 60 años, fue declarado culpable de explotación sexual de una menor, tráfico de personas y posesión de pornografía juvenil

El tribunal escuchó cómo Villemaire trajo a la provincia de Quebec a una niña de ocho años de un país de África y abusó sexualmente de ella durante tres años, de 2015 a 2018, según informa Radio Canadá Internacional.

Villemaire fue detenido en 2018 después de que una investigación policial descubrió en su computadora unos 8.000 archivos de pornografía juvenil. Fue entonces que la policía también encontró que Villemaire estaba en completo control de una niña, dijo el juez de la Corte de Quebec, Pierre Labelle, quien dijo que la naturaleza y la gravedad del caso no tenían precedentes, y que no podía encontrar un caso o sentencia similar en la jurisprudencia canadiense.

La sentencia de 18 años parece ser la primera en su duración entre los casos de tráfico humano en Canadá.

El juez Labelle explicó que Villemaire había pagado a una madre en un país africano para poder traer a su hija de ocho años a Quebec con el pretexto de que le ofrecería una buena educación.

En lugar de ello, la mantuvo como su esclava, amenazándola con enviarla de vuelta a su país cuando ella rechazó sus acciones. El canadiense hizo firmar a la niña un contrato en el que ella se comprometía a hacer todo lo que él le pidiera.

El difusor público canadiense CBC decidió no nombrar el país de origen de la niña porque su identidad se encuentra bajo protección, lo que prohíbe su publicación.

EL ACUSADO NO MOSTRÓ NINGÚN REMORDIMIENTO

Al dictar su sentencia este miércoles 18 de agosto en una Corte de Montreal, el juez Labelle dijo que Villemaire no mostró ningún remordimiento por sus crímenes. También señaló que existe el riesgo de reincidencia y que el culpable de tráfico humano y abuso sexual no comprendía la gravedad de sus acciones.

Villemaire se representó a sí mismo durante el proceso judicial, alegando que fue traicionado por los abogados. Un psicólogo declaró que el sujeto presentaba síntomas de trastorno de personalidad antisocial y narcisista. La sentencia supone un total de 18 años de encarcelamiento, incluidos 10 años por explotación sexual de una persona menor y ocho años por tráfico humano, que se cumplirán de forma consecutiva. Las sentencias por otros cargos se cumplirán simultáneamente.

Villemaire lleva ya unos tres años en prisión preventiva a la espera de su sentencia, período que contará por cinco años, por lo que le quedan 13 años y algunos meses más por cumplir tras las rejas.

El caso volverá a la Corte de Montreal en octubre debido a que la fiscal Amélie Rivard presentó una solicitud para que Villemaire sea designado delincuente peligroso, lo que significa que podría pasar aún más tiempo en prisión.

Rivard declinó hacer comentarios sobre la sentencia, afirmando que el caso sigue en manos del tribunal.

UN CASO CONSIDERADO EXCEPCIONAL POR SU GRAVEDAD

El juez de la Corte de Quebec, Pierre Labelle, dijo que el caso era excepcional por su violencia y gravedad.

A Villemaire se le prohibió utilizar el internet durante al menos 25 años, así como estar en contacto con cualquier persona menor de 16 años o acercarse a un lugar donde haya niños, como guarderías o centros comunitarios.

Tampoco podrá tener ningún contacto con la víctima. El condenado declaró ante el tribunal que esperaba seguir siendo un mentor para la niña africana, lo que llevó al juez a decir que Villemaire no comprendía la magnitud de sus acciones.

Durante 27 años, Villemaire trabajó en las escuelas secundarias de Montreal como psicopedagogo, un término utilizado en Quebec para designar las funciones de consejero educativo. La descripción exacta de su trabajo no fue especificada.

El juez Labelle dijo que la víctima sufrió un trauma inimaginable y que esperaba que los adultos con los que ella se encuentre de ahora en adelante sean personas decentes y de buen corazón.

FUENTE: MONTEVIDEO PORTAL

Otras noticias!